Quiénes somos

El Ayuntamiento de Burgui, junto a la agrupación Aizpea, ha canalizado las inquietudes de un grupo de personas del pueblo que estamos preocupados/as por el futuro de nuestros pueblos y valles. El Pirineo no puede morir de tristeza. Es un lugar vivo con gente que se mueve y quiere vivir y trabajar en su tierra. Políticos de todas las épocas y tendencias siempre han dedicado buenas palabras. Los investigadores sociales reflejan unas estadísticas preocupantes y necesarias pero frías. Nosotros y nosotras queremos hechos, poner calor y color a la geografía humana de la montaña aprendiendo de experiencias de otros lugares donde ya han empezado a dar pasos para crear empleo y desarrollo local. Aprendamos juntos y juntas. Es momento de compartir ideas, ilusiones y proyectos. Por eso hemos lanzado una idea de unas jornadas que son sólo el punto de partida de un proyecto más amplio y continuado.

PROYECTO TXANTXA-LAN.

Así, esta jornada del día 28 de enero sólo es el inicio de un proyecto más amplio que hemos bautizado como “txantxa-lan” en homenaje al valiente petirrojo que trae ideas de otras latitudes y no se asusta por el invierno y defiende su territorio local en nuestros montes y campos cuando otras aves emigran. El txantxalan picotea, prueba y no tiene miedo a equivocarse. Es una ave ligera pero fuerte.

Nuestro objetivo es que este encuentro sirva como germen para una iniciativa más amplia y sostenida que se repita cada año con otras jornadas monotemáticas y pueda conformarse como una palanca social de desarrollo local recogiendo ideas, proponiendo proyectos, intercambiando experiencias en coordinación con otras entidades y la administración local y autonómica. Contamos con el apoyo de Ayuntamiento y la agrupación Aizpea de Burgui y queremos trabajar en red con otros pueblos, ayuntamientos y sociedad civil.